Alelo 334

La pregunta de hoy es muy sencilla: ¿Es posible que la infidelidad masculina sea un problema genético o más bien un problema emociona, cultural y de pareja? Lo cierto es que una separada suicida nos cuenta hoy que su nuevo marinovio le salió con el cuento de que le entraba de  vez en cuando un desespero de montarle cuernos y que ella debería entenderlo porque la ciencia ya lo demostró, es infiel por naturaleza.   Solo nos queda dedicarle al marinovio una de Paquita la del Barrio ¿Qué piensan mujeres?

1 comentario

  1. Lo que faltaba y que los cuernos genéticos. Naca de eso yo no me voy a comer ese cuento.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s